Make your own free website on Tripod.com
 
 

 

Una empresa privada y colectiva de finalidad pública

Las Radios Comunitarias de AMARC - URUGUAY son actores privados de propiedad colectiva, que tienen una finalidad pública por lo que están ubicadas en lo que se conoce como Tercer Sector

Las Radios Comunitarias se definen por su finalidad social y su programación altamente participativa. Estas emisoras tienen como misión democratizar la palabra para democratizar la sociedad.

Las Radios Comunitarias se pueden caracterizar como empresas sociales no gubernamentales y no lucrativas.


Empresas sociales:
Sus titulares son grupos barriales, campesinos, comunidades y otras organizaciones de la sociedad, quienes tienen derecho a asociarse para gestionarla de forma democrática y sustentable.

No gubernamentales:
Las Radios Comunitarias no son parte del gobierno ni se confunden con el poder del Estado. No responden a intereses de un partido político ni hacen proselitismo religioso. Pueden trabajar con instituciones municipales y estatales, políticas, sociales y religiosas, pero son independientes y pluralistas.

No lucrativas:
Las Radios Comunitarias –organizadas como Cooperativas, Organización Civil sin fines de lucro o similares en cuanto a la propiedad- reinvierten sus ganancias en la misma emisora y en sus proyectos de desarrollo social. No privatizan las utilidades al final del año fiscal. El capital acumulado no es ni puede convertirse en patrimonio de sus ejecutivos. No hay herederos en las empresas comunitarias. Éstas pueden recibir donaciones, tener patrocinios y hacer publicidad como cualquier otra empresa de comunicaciones.


Características de las radios comunitarias:

Las radios comunitarias se definen por su rentabilidad sociocultural. Así como hay lugar en el espectro para radios comerciales y para radios estatales, debe haber espacio para emisoras que no pretenden la ganancia ni el proselitismo, sino la construcción de ciudadanía, el ejercicio de derechos y el cumplimiento de deberes con el objetivo de mejorar la calidad de vida de la gente.

Las radios comunitarias representan los intereses de su comunidad, sea ésta una pequeña localidad o un amplio sector social. Pueden ser intereses barriales o campesinos, sindicales o gremiales, étnicos, de género o de generación, intereses de una comunidad universitaria o de un grupo de ecologistas, artísticos o deportivos, intereses de los niños y niñas.

Las radios comunitarias pueden ser grandes o chicas, de corto o largo alcance. Lo comunitario no hace referencia a un lugar pequeño, sino a un espacio de intereses compartidos. Las radios comunitarias pueden trabajar con voluntarios o personal contratado, con equipos artesanales o con el mayor desarrollo tecnológico. Lo comunitario no se contrapone a la producción de calidad ni a la solidez económica del proyecto.

Las radios comunitarias son espacios de participación ciudadana donde se expresan todas las voces y se defiende la diversidad de idiomas y culturas. El derecho a ser y pensar diferente, a tener gustos y aspiraciones distintas, se vuelve hoy un imperativo de la democracia. El derecho a la diferencia implica el deber de la tolerancia.

La defensa de los Derechos Humanos, la promoción del desarrollo humano, la equidad de género, el respeto a las identidades étnicas, la preservación del medio ambiente, el protagonismo de los jóvenes, la protección de la niñez y de las personas de edad avanzada, la educación y la salud, así como la integración nacional y regional, constituyen prioridades para las radios comunitarias.

La participación de las mujeres en las radios comunitarias debe estar garantizada en todos sus niveles. Esto supone, especialmente, mostrar una imagen real y valorada de la mujer y asumir la perspectiva de género a lo largo de toda la programación. Asimismo, asegurar la presencia equitativa de las mujeres en la programación, así como también en los cargos directivos.

Las radios comunitarias son solidarias entre sí. Se hermanan, se apoyan mutuamente, intercambian programas, planes y sueños. Más allá de las diferencias regionales, todas comparten una misma misión democratizadora.
Montevideo, noviembre de 2004


Carlos Casares
Representante de AMARC en URUGUAY
Consejo Regional AMARC ALC (Cono Sur)
BRANDZEN 2106 Of 10 - 11.200 Montevideo – URUGUAY
Tel (+ 598 2) 408 1650
E mail: comcosur@comcosur.com.uy
http://uruguay.amarc.org

Webstats4U - Web site estadísticas gratuito
El contador para sitios web particulares